Nicaragüenses inconformes con altos cobros en el servicio de electricidad

LA NOTICIA DIGITAL

lanoticiadigital.net

El incremento constante en la tarifa de electricidad representa un suplicio adicional para una población que ya debe lidiar con el desempleo, en un país en crisis económica.

Además, del servicio domiciliar, el sector industrial también ha mostrado su inconformidad ante los altos costos en el servicio, que pone en riesgo la estabilidad de una serie de negocios.

El Instituto de Defensa del Consumidor (Indec) reporta, en lo que va del año, 1425 denuncias de usuarios por alteración a las facturas. En 2019 recibieron 33 800 quejas de usuarios a nivel nacional.

Fernando Urroz es uno de los miles de usuario del servicio de energía eléctrica que acaba de jubilarse, pero no puede aplicar al subsidio que por ley le corresponde, porque la casa en que habita en Ciudad Sandino, no es suya.

Sus problemas comenzaron hace unos cuantos meses, poco después que llegaran trabajadores de la empresa distribuidora de electricidad a cambiar el medidor sin previo aviso.

Su sorpresa fue mayúscula cuando al final del mes, le llegó una factura por 600 córdobas, cuando su promedio mensual era de 300, así que se dirigió a una oficina de la empresa para presentar un reclamo.

Los nicaragüenses acuden a las oficinas del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), ente regulador, pero en la mayoría de casos sus quejas por las altas facturaciones pocas veces tienen respuestas satisfactorias.

Pie de foto: Nicaragüenses resienten alzas constantes en el servicio de energía eléctrica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *