FSLN no permitió que diputados liberales expusieran propuesta de emergencia para enfrentar crisis del Coronavirus

lanoticiadigital.net

La vulgaridad e irresponsabilidad de los diputados oficialistas, serviles al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, no tiene límites, su insensatez es tan grande que este martes, no permitieron que los diputados opositores (liberales), expusieran en el plenario de la Asamblea Nacional, una propuesta de emergencia para enfrentar la crisis ocasionada por la pandemia del Covid-19.

Los liberales trataron de exponer y discutir una propuesta que incluye medidas económicas urgentes para que se aumente el presupuesto al sistema de salud, y para que el Estado brinde ayuda financiera a la población y a las empresas nicaragüenses, pero los diputados oficialistas del (FSLN), actuaron de manera similar e irresponsable que la pareja de dictadores ante la emergencia del coronavirus.

Entre las medidas urgentes que se sugirió fue que la Asamblea Nacional asumiera, en base a la Constitución de la República, las acciones para aprobar una ley con carácter de emergencia para que se obligue al Gabinete Económico, asegurar liquidez para que las familias y las empresas puedan adquirir y distribuir los bienes y productos, garantizando el abastecimiento en el mercado nacional, y para ello que se flexibilice la recaudación de impuestos de la reforma a la Ley de Concertación Tributaria.

Además, la propuesta contempla que se ordene a la Dirección General de Aduanas (DGA) agilizar los trámites de importación de los productos de primera necesidad sanitaria y de uso de higiene en el hogar, así como facilitar a la industria nacional, insumos requeridos para la producción de productos de urgencia nacional para esta crisis.

La diputada liberal, Azucena Castillo, reclamó la pasividad e indolencia del régimen de Ortega y Murillo ante la angustia y desesperación de un pueblo que ve amenazada su vida por la pandemia del coronavirus, que está causando estragos en la economía global así como en Nicaragua, les molestó tanto a los diputados del FSLN, que algunos abucheaban e insultaban, tal es el caso de José Antonio Zepeda y Filiberto Rodríguez.

Gustavo Porras, le apagó el micrófono a la diputada liberal Azucena Castillo para que no siguiera exponiendo las propuestas, que contemplan una reforma al Presupuesto General de la República 2020 para que se destine el dos por ciento de los recursos a cubrir los costos de las medidas urgentes de contención del Covid-19, así como una moratoria por tres meses del pago de los servicios básicos a la población y de los créditos de tarjetas de créditos.

Porras es el actual presidente de la Asamblea y fue sancionado por los Estados Unidos y Canadá por violaciones a los derechos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: