Régimen en Nicaragua restringe en hospitales el uso de mascarillas y guantes para aparentar que “todo está normal” ante el coronavirus

lanoticiadigital.net

Todo saldrá a la luz pública. Pero, mientras tanto, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, además de aprovechar la pandemia del coronavirus para realizar proselitismo político de cara a las elecciones del 2021, someten al límite a los trabajadores del sistema de salud, obligándolos a aparentar que todo está normal dentro de los hospitales, y que omitan utilizar mascarillas y guantes como medida de protección ante el covid-19.

Ortega se ha mantenido oculto desde el 18 de marzo cuando se anunció el primer caso de coronavirus en Nicaragua, a diferencia de todos los jefes de estado en el mundo, que han comparecido ante el pueblo.

En su lugar, los nicaragüenses tienen la desdicha de escuchar a diario, extensas comparecencias de la vicedictadora Rosario Murillo, que al final únicamente divulga politiquería y limita la información de interés publica, transmitida por medios de comunicación oficialistas, que tienen poca aceptación.

Directrices “oscuras”

Una médica que rompió el silencio pero que solicitó el anonimato, no solo por correr el riesgo de perder su trabajo sino por temor a su integridad física, denunció las directrices “oscuras” del régimen totalitario para enfrentar la pandera del coronavirus.

“Me voy a cansar y no voy a regresar. Me vale que me corran, primero está mi vida”, dice con seguridad Graciela, quien trabaja en el sistema de salud desde hace más de diez años. Su afirmación se deriva de la “irresponsabilidad” de sus superiores que están tratando la pandemia del covid-19 de forma “negligente”.

Considera que las directrices que está bajando el Gobierno hacia las unidades de salud del país exponen a médicos, enfermeras y enfermeros, pacientes, y toda persona que transita por los pasillos de los hospitales.

La primera orden que recibieron los médicos fue no compartir con los pacientes ningún tipo de información sobre la pandemia, de esta forma se evitaba la “histeria colectiva”.

No usar mascarillas y guantes

La orientación del régimen, fue que no podíamos usar mascarillas y que el uso de guantes solo iba a estar permitido para labores “muy necesarias”. Las órdenes que el régimen impuso en los hospitales no fueron bien recibidas por el personal de salud.

“Nosotros hemos visto a pacientes que entran con síntomas y pasan por todas las salas, tosiendo, y frente a pacientes que están sanos. Los exponen y no les importa”, repite Graciela, quien consideró que esta es una exposición innecesaria, pues algunas de estas personas luego son enviadas a sus casas o simplemente les indican que no es covid-19, sino una fiebre común.

A nivel nacional las autoridades nicaragüenses han declarado que no ordenarán una cuarentena, ni cerrarán las fronteras del país. El dictador Ortega compareció en febrero al acto del 40 aniversario del Ejército de Nicaragua, es la última ocasión que se le ha visto en público.

One thought on “Régimen en Nicaragua restringe en hospitales el uso de mascarillas y guantes para aparentar que “todo está normal” ante el coronavirus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: