Doctora y ahora diputada expone triste realidad sobre Covid-19 en Nicaragua

lanoticiadigital.net

La doctora Melba Luvis Martínez, y ahora diputada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), fue contundente durante su intervención este miércoles en la Asamblea Nacional, exigiéndole al “dictador respuestas eficaces al grave problema de salud que vive Nicaragua”.

Su discurso integro:

Quiero aprovechar este momento, para dar las condolencias a todas las familias nicaragüenses que han perdido a un familiar por esta pandemia, diputados y trabajadores de este primer poder del estado. A la familia Bustamante por el fallecimiento de la enfermera Georgina Bustamante del municipio de Telica, quien trabajó conmigo por 20 años. A la familia Alonso por el fallecimiento de los doctores Máximo Guillermo y Adán Alonso Flores, a la familia de mi colega Ginecoobstetra y al doctor Cunningham de Puerto Cabezas.

A las familias de los cinco fallecidos de mi pequeño municipio de Quezalguaque. Mi solidaridad con todos los enfermos por el Covid19.

A finales de enero del año en curso, la Organización Mundial de la Salud declaró al Covid-19 como una emergencia de salud pública internacional. Este gobierno, desde entonces no ha adoptado las medidas necesarias para contener la terrible pandemia que día a día cobra la vida de más nicaragüenses, por esta enfermedad que no diferencia la posición económica, política y estatus social.

Hasta la fecha desconocemos estadísticas oficiales creíbles, que nos arrojen datos, que nos permitan entender en qué fase de la pandemia estamos y de esta manera, adoptar las medidas más eficaces y adecuadas.

La Bancada del Partido Liberal Constitucionalista, en meses anteriores presentó a este hemiciclo dos iniciativas de Ley, que en resumen planteaban una serie de medidas económicas y sanitarias para ayudar a los más desposeídos de este país y, sobre todo, a garantizar al personal de salud y a las unidades médicas, un sin número de insumos hospitalarios y medicamentos, de esta manera consolidar y apoyar el sistema de salud público que inminentemente se vería terriblemente afectado por la crisis sanitaria que vivimos.

La respuesta a nuestra solicitud, como todas las iniciativas de ley que esta bancada de oposición ha presentado a este hemiciclo representando la voz de nuestros electores y de todos los ciudadanos de este país fue desechada y engavetada, pero aquí estamos y aquí seguimos, exigiéndole al dictador que tenemos por presidente, a que dé respuestas eficaces al grave problema de salud que vive Nicaragua.

La Bancada del Partido Liberal Constitucionalista no se opone a la disposición de fondos que se dirijan al Ministerio de Salud, pero es meritorio preguntar y reclamar ¿Por qué hasta hoy? ¿Por qué se esperó a que el país tuviera los elevados números de fallecidos que ya no son un secreto y que ya no es posible ocultar? ¿Qué es lo que el ejecutivo esperaba que pasara? No está mal la partida presupuestaria que se le va a asignar al MINSA, lo que está mal es el tiempo en el que se quiere realizar.

Aquí se menciona la conformación de una comisión interinstitucional y la elaboración de un plan nacional de abordaje contra el Covid-19, pero todos nos preguntamos ¿Cómo funciona esa comisión? Ese plan de contingencia nunca pasó por la Comisión de Salud.

Brindan informes confusos todos los martes, los cuales nadie les cree. No hay un manejo veraz de la información sobre los casos y sobre la transmisión local comunitaria que es un hecho en este país.

Todo el aparato institucional que es controlado por el oficialismo, han actuado en una total actitud inhumana y no se ha puesto sobre la mesa el sagrado derecho a la vida y a la salud de calidad a la que todos los nicaragüenses constitucionalmente tienen derecho.

El MINSA ha mantenido en total discrecionalidad la realización de las pruebas para detectar el Covid-19, no se sabe cuántas pruebas se han realizado y que resultados han arrojado, si hubiese información clara, la transmisión sería menor. Por otro lado, en su momento, el mismo MINSA prohibió a los hospitales privados del país la realización de pruebas para detectar el virus, retuvieron insumos médicos de comercialización en las fronteras terrestres del país y se dio una escases de insumos como mascarillas y alcohol, así como la centralización de medicamentos en empresas farmacéuticas controladas por personeros del partido de gobierno.

Hay países que han dado diferentes donaciones a Nicaragua, pero hemos visto como al personal de salud se les empezó a prohibir el uso de mascarillas y no han dejado que se reciban donaciones de instituciones privadas.

No puedo dejar de mencionar la ola de despidos injustificados de médicos especialistas de las áreas de radiología, neumología, medicina interna, cirugía y otras especialidades médicas, de diferentes hospitales de referencia nacional de Managua y de otros departamentos, que por denunciar todas las arbitrariedades que pasan en las unidades de salud han sido despedidos y sacados a la fuerza de las instalaciones médicas en plena pandemia.

Hasta hoy vienen a presentar una aparente salida a la crisis sanitaria que vivimos y mencioné todo lo anterior, porque mucho de lo que se propone a realizar con los recursos obtenidos de esta modificación a este contrato de préstamo, se contrapone totalmente con todas las acciones que son dirigidas y organizadas por la dictadura.

Parlamento aprobó préstamo para enfrentar pandemia hasta que “cementerios” rebasaron su capacidad

Están solicitando estos fondos para dar una atención oportuna a los casos sospechosos y confirmados de Covid-19, pero por otro lado esconden la información, la inventan e intimidan a familiares y pacientes que han dado a conocer su condición de salud.

Están solicitando estos fondos para fortalecer la red hospitalaria de primer y segundo nivel, pero dejan sin recursos humanos calificados a las unidades de salud, donde los primeros afectados son la población de escasos recursos económicos.

Están solicitando estos fondos para el fortalecimiento del sistema de salud, pero las instituciones, ministerios y entes que ustedes controlan, preparan actividades masivas donde se aglutina a la población. Las alcaldías que ustedes controlan y manejan, hacen tardeadas, concursos, veladas deportivas y un sin número de actividades que se contraponen a las recomendaciones de la OMS y OPS.

Están solicitando estos fondos para ayudar a todos los nicaragüenses, pero no suspenden las clases en todos los niveles, exponiendo a maestros, estudiantes y sus familiares al contagio.

Nunca cerraron las fronteras terrestres de manera oficial por determinado tiempo y tardaron en cancelar los vuelos aéreos. Estas acciones en tiempo y forma, sin duda alguna que hubiesen mitigado el impacto que hoy vivimos.

Han esperado el colapso de todo el sistema de salud para venir a tomar medidas, cuando se han dado recomendaciones de como se pudo tratar a este problema.

Es muy difícil saber que el personal de salud ha sido el más afectado ante esta crisis y que se pudo evitar mucho de lo que hoy estamos viviendo.

Hemos estudiado y analizado esta iniciativa de decreto legislativo de modificación a este contrato de préstamo entre el BCIE y la Republica de Nicaragua y como bancada responsable y apegada al beneficio de la mayoría de nicaragüenses, nos quedaremos presente en esta votación. Sin embargo, solicitamos desde ya toda la información requerida para la ejecución de este proyecto, que nos permita fiscalizar con determinación cada uno de los fondos que se van a emplear, esperamos que los recursos sean dirigidos hacia donde son solicitados, garantizando que se le dé un buen uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: