Represión estatal contra solidaridad en medio de la pandemia en Nicaragua

lanoticiadigital.net

Toda expresión de solidaridad ante la pandemia del coronavirus es considerado como un delito por los seguidores del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que acosan y reprimen a las personas y hasta han decomisado los productos que se pretenden obsequiar.

El régimen resto importancia a las recomendaciones de la OMS y OPS para contener la pandemia del Covid-19, que ha provocado 1.398 muertes y 4.971 personas contagiadas, según el grupo multidisciplinario Observatorio Ciudadano COVID-19.

Los intentos de ayuda y solidaridad han sido frenados o asediados por seguidores del partido gobernante (FSLN), y de policías cómplices del régimen opresor nicaragüense.

A mediados de mayo, monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Dieseis de Estelí, uno de los religiosos más conocidos de Nicaragua, fue desautorizado por el Ministerio de Salud (Minsa), al servicio del régimen, para la creación de un proyecto de prevención médico ante la propagación de Covid-19.

“El Minsa me acaba de notificar que no puedo llevar adelante el proyecto de los Centros de Prevención Médica, ni si quiera el call center (centro de llamadas). Quiero dejar constancia ante el pueblo que nosotros como diócesis quisimos trabajar por la salud de nuestro pueblo y no nos han permitido”, denunció el religioso en su cuenta de Twitter.

En ese entonces, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), así como otras organizaciones locales condenaron la negativa del Minsa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: