“No se dejen arrebatar su sitio, su lugar” expresó el obispo de Matagalpa a la juventud nicaragüense

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, se pronunció este lunes a favor de la juventud nicaragüense, a quienes instó a que sigan siendo protagonistas de la historia y que no se dejen arrebatar el espacio que se han ganado para la toma de decisiones en nuestra sociedad.

“Muchachos, sigan siendo protagonistas de la historia. Del presente y del futuro de nuestra Patria. No se dejen arrebatar su sitio, su lugar. No tengan miedo. Decidan por Nicaragua. Nicaragua es para los nicaragüenses”, afirmó monseñor Álvarez a través de su cuenta personal de Twitter.

Según monseñor Álvarez, “a los jóvenes nicaragüenses les dijo (que) hoy se necesitan jóvenes con principios y fundamentos estables. Sigan siendo jóvenes protagonistas de su historia, de su presente y de su futuro, guiados por la mano de Dios, sigan trabajando con eficacia valentía y esfuerzo por el sitio y el lugar que tienen en la sociedad y que se han ganado en la lucha por la justicia y la paz”, exhortó durante su homilía del domingo en la catedral de Matagalpa.

DICTADURA PROMUEVE EL ODIO

Las palabras de monseñor Álvarez se dan en un momento donde la oposición nicaragüense atraviesa por impasses, que han retrasado los intensos de unidad de las fuerzas políticas democráticas, que conduzcan a una Coalición Nacional, que enfrente al partido gobernante (FSLN), en las elecciones previstas para el 2021.

El religioso, que goza del aprecio de la feligresía nicaragüense, ha sido atacado por fanáticos endemoniados y seguidores de la pareja dictatorial Daniel Ortega y Rosario Murillo, que promueven el discurso de “odio” en contra de la iglesia Católica, opositores y organizaciones de la sociedad civil, que defienden su derecho de expresarse con libertad.

REVOLUCIÓN CÍVICA DE 2018

La represión gubernamental que se intensificó en abril de 2018, contra las protestas que exigían la salida de la pareja dictatorial (Ortega y Murillo), dejó al menos 350 muertes, cientos de encarcelados y más de 100 mil exiliados, según organizaciones humanitarias. La represión policial y paramilitar en contra de opositores, continua de manera permanente y sistemática en Nicaragua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: