Policía tolerante ante atentados terroristas en contra de templos católicos de Nicaragua

lanoticiadigital.net

La Catedral de Managua fue objeto este viernes 31 de julio de vandalismo, que se ha desatado en contra de la iglesia católica desde el 18 de abril de 2018.

Un hombre de identidad desconocida lanzó este viernes una bomba molotov adentro de la capilla de la Catedral de Managua, lo que provocó un incendio que ya fue controlado por los bomberos.

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, dijo en su cuenta de Twitter que se comunicó con religiosas y sacerdotes de la Catedral de Managua tras el incendio. “Hemos llorado juntos a causa del incendio que ha ocurrido en la capilla de la venerada imagen de la Sangre de Cristo. ¡Mi cercanía y mi oración con el pueblo de Nicaragua en este doloroso momento”, escribió Báez.

Los bomberos se hicieron presente en el templo y aparentemente el lugar se encuentra bajo resguardo y el fuego esta bajo control.

Radio Corporación informó en una transmisión en Facebook que en las cercanías de la Catedral se encuentran hombres de civil en actitud amenazante. Los portones de la Catedral fueron cerrados tras el incendio.

Bomba en Catedral de Managua, Nicaragua

Posted by lanoticiadigital.net on Friday, July 31, 2020

OTROS ATAQUES CONTRA LA IGLESIA CATÓLICA

Previo al ataque en Nindirí, el pasado 25 de julio se registró otro en la capilla de la parroquia Nuestro Señor de Veracruz, en Masaya. Esta fue profanada por personas desconocidas que robaron micrófonos, cables, amplificadores, parlantes y alcancías del templo. Dicha profanación fue denunciada, también a través de Facebook, por el presbítero Pablo Villafranca, párroco de Nuestro Señor de Veracruz, quien aseguró en esa ocasión que dicho acto le causó «impotencia, dolor y frustración.

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, condenó el sacrilegio al Santísimo Sacramento y robo a la capilla de la parroquia Nuestro Señor de Veracruz y pidió a la feligresía estar vigilantes ante esta situación.

Según monseñor Báez, “me acabo de comunicar con mi hermano, Cardenal Leopoldo J. Brenes. Él irá ahora a Catedral a constatar los graves daños sufridos por la imagen de la Sangre de Cristo. Luego hablaremos otra vez. Lo ocurrido ha sido una herida dolorosa al corazón del pueblo católico nicaragüense”, agregó en su cuenta de twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: