La cocina: un espacio de convivencia que está de moda

La pandemia por el Covid-19 cambió los hábitos de consumo de las personas y, de acuerdo con expertos en análisis y comportamiento del consumidor, muchos de esos nuevos hábitos podrían mantenerse una vez que los mercados regresen a lo que se ha denominado la nueva normalidad.

Evidencia de lo anterior es un reciente estudio encomendado por Nestlé a Dichter & Neira, expertos en investigación y análisis de consumo masivo o retail, denominado Exploración Covid-19.

Efectos del ruido en el sueño y la salud

De acuerdo con esta investigación, para el mes de julio de este año, un 42 % del total de centroamericanos entrevistados afirmó haberse adaptado a las nuevas restricciones y establecido nuevos hábitos.

Dicho estudio evidenció que muchos de estos cambios están relacionados a hábitos de alimentación dentro del hogar, donde más del 55 % de los consultados afirmó que cocina con mayor frecuencia que antes de la época de cuarentena.

AUMENTO EN CONSUMO DE COMIDAS

En la misma línea, en otro estudio encomendado por Nestlé a Kantar World Panel, expertos en medición de consumo, mostró que en Centroamérica el porcentaje de consumo de comidas preparadas en casa creció en comparación a la época pre-Covid-19.

Fortalezcamos el sistema inmunitario

Si bien el aumento fue evidente en todos los tiempos de comida, el incremento más significativo fue durante el almuerzo con más de 29 puntos. Por su parte los desayunos y las cenas crecieron 9 y 4 puntos, respectivamente.

CAMBIOS DE HÁBITOS

De acuerdo con José Gregorio Sánchez, especialista con más de 18 años experiencia en la industria de alimentos y director del negocio de culinarios de Nestlé para Centroamérica, lo anterior constituye un cambio de hábito en los consumidores, quienes están pasando más tiempo en la cocina no solo para cocinar, sino que se ha vuelto un espacio de convivencia para disfrutar solo o en familia.

“Este cambio de hábito representa un reto interesante, pues una vez que los consumidores comiencen poco a poco a retornar a su estilo de vida acostumbrado, las marcas debemos innovar para ofrecer productos lo suficientemente convenientes en precio y practicidad, para que prefieran continuar cocinando mayormente en casa”, detalló Sánchez.

Acerca de qué buscan los consumidores centroamericanos al elegir alimentos para preparar en casa, Dichter & Neira advierte que el sabor de los productos es el principal elemento, un 55 % comentó la variedad, un 53 % practicidad, y otro 52 % piensa en la economía.

En palabras de Sánchez, la cuarentena -con el aumento exponencial de prácticas como el teletrabajo y la teleeducación- aceleró el desarrollo y consumo de categorías de productos que en la industria de alimentos retail se conocen como “ayudantes o facilitadores de cocina”, que en una misma fórmula integran vegetales y especies, en su mayoría deshidratadas, bases para preparar salsas o sopas, entre otros.

Niños, niñas y ancianos reciben más de 39.000 porciones de alimentos de Nestle

Estos productos permiten al consumidor reducir significativamente los tiempos de preparación de sus comidas.

En relación al cambio de hábitos y nuevos estilos de vida, siete de cada 10 centroamericanos considera que cambiará mucho o totalmente su manera de vivir, de acuerdo con el estudio de consumo realizado por Dichter & Neira para Nestlé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: