Régimen de Nicaragua arrecia represión contra opositores que demandan su salida del poder

La opositora Coalición Nacional pidió este domingo a la Organización de Estados Americanos (OEA) que declare “ilegítimo” al dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, y a su esposa, la vicedictadora Rosario Murillo, tras denunciar la última agresión de sandinistas que dejó a una periodista en estado crítico.

“Esto hace imperativo que la próxima asamblea general de la OEA proceda a declarar ilegítimos a los Ortega Murillo, propiciando se devuelva a la ciudadanía nicaragüense el ejercicio de su soberanía”, agregó la Coalición Nacional en una declaración pública.

PARAMILITARES O DELINCUENTES ACTÚAN EN IMPUNIDAD

El asedio y las amenazas de lo que llaman paramilitares sandinistas, que venían aumentando en los últimos días, contra los líderes de la oposición terminaron este domingo con un ataque a disidentes en el que la dueña del canal 100 % Noticias, Verónica Chávez, y el portavoz de la Unidad Nacional Azul y Blanco, Josué Garay, resultaron heridos, sin que la Policía intentara detener a los agresores, según los opositores.

FSLN ORGANIZACIÓN TERRORISTA

Los disidentes, quienes se refirieron al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) como una “organización terrorista”, consideran que el régimen de Ortega no tiene legitimidad por haberse mantenido en el poder con supuestos fraudes electorales desde su regreso en 2007, por ignorar las leyes de Nicaragua y por no regirse bajo los principios internacionales.

Los opositores han hecho pública su esperanza en que el 50 Período Ordinario de Sesiones de la OEA, previsto para los próximos días 20 y 21, los países del continente tomen una decisión que convenza a Ortega de dar paso a “la democracia” en Nicaragua.

RÉGIMEN SEÑALADO DE CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD

El país centroamericano vive una crisis sociopolítica que, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dejó 328 muertos en 2018, aunque ONG locales denuncian 684 víctimas desde abril de ese año.

El dictador Ortega es señalado de crímenes de lesa humanidad, quien gobierna Nicaragua desde 2007, reconoce 200 muertos, y se declaró víctima de un “golpe de Estado fallido”. La última vez que Nicaragua vivió un conflicto interno sangriento fue entre 1980 y 1990, también con Ortega siendo presidente.

LEA PUBLICACIONES RECIENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: