Expresidente de Francia Nicolás Sarkozy condenado por corrupción y trafico de influencias

Un tribunal francés condenó el lunes al expresidente de Francia Nicolas Sarkozy a tres años de prisión por corrupción y tráfico de influencias, pero suspendió dos años de la sentencia.

Nicolas Sarkozy fue presidente de 2007 a 2012 y fue declarado culpable de intentar obtener ilegalmente información de un magistrado de alto rango en 2014 sobre una investigación en curso sobre las finanzas de su campaña.

El juez dijo que Sarkozy no necesitaba pasar tiempo en la cárcel. Podría cumplir la condena llevando un brazalete electrónico en casa.

Nicolas Sarkozy, 66 años, es el primer presidente sentenciado a prisión en la historia moderna de Francia.

El fiscal de París había solicitado una sentencia de prisión de dos años y una sentencia condicional de dos años para Sarkozy y sus coacusados, su abogado Thierry Herzog y el exmagistrado Gilbert Azibert.

Herzog y Azibert fueron declarados culpables y condenados a prisión.

Después de una larga investigación y enredos legales, el juicio comenzó a fines del año pasado. El juez dictó la sentencia de Sarkozy este lunes por la tarde (hora Francia) frente a una sala de audiencias llena.

El fue apodado el «caso de escuchas telefónicas». Comenzó en 2013 cuando los investigadores intervinieron teléfonos pertenecientes a Sarkozy y su abogado Herzog, en el contexto de una investigación contra Sarkozy.

Descubrieron que los dos hombres prometieron al magistrado Gilbert Azibert un puesto prestigioso en Mónaco, a cambio de información sobre una investigación en curso sobre las denuncias de que Sarkozy había aceptado pagos ilegales de la heredera de L’Oreal, Liliane Bettencourt, por su exitosa campaña presidencial de 2007.

LEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: