“Hemos pedido elecciones anticipadas y eso sería lo mejor”, informó el cardenal Leopoldo Brenes Solórzano en una amplia entrevista con el suplemento Vatican Insider, del diario La Stampa, de Roma, Italia.

El cardenal Brenes afirmó que la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) sigue creyendo en el diálogo y el adelanto de las elecciones como solución pacífica a la grave crisis sociopolítica que, desde abril, ha causado “un enfrentamiento declarado” que tiene dividido a los nicaragüenses.

Además Brenes dijo que Nicaragua vivía unos días de “una calma aparente” y muestra de ello es que ante el temor de que las revueltas regresen a las calles es que el Gobierno ha sacado a las calles a la Policía y sus seguidores para tomarse las rotondas.

“Estos días de fines de octubre son de relativa calma en Nicaragua, sigue habiendo represión en diversas formas, despidos de los puestos de trabajo para quienes participaron en las protestas o se expusieron de alguna manera, algunos arrestos, pero no hay enfrentamientos ni muerte en las calles. Es una calma aparente. Todos están convencidos de eso, hasta el gobierno y sus bases militantes, que patrullan las rotondas y las plazas para que no vuelvan a convertirse en enclaves de nuevas protestas populares. El río de la revuelta puede volver a la superficie, la opinión más difundida es que el volcán, tarde o temprano, volverá a escupir lava incandescente”, advirtió.

Brenes reveló que durante un encuentro que sostuvo con el papa Francisco en junio pasado, este pidió a los obispos que no se alejaran del “camino del diálogo” para superar la crisis.

El cardenal Brenes en la entrevista con el Vatican Insider, publicada el viernes reciente, expresó que el primer paso para pacificar Nicaragua es que Ortega “escuche al pueblo que él debe servir”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here