En Inglaterra, una nueva generación de miembros prostéticos que permitirán a sus dueños alcanzar y coger objetos, como una mano real, van a ser puestos a prueba por vez primera, según la publicación de una revista científica.

La mano biónica va equipada con un cámara que toma instantáneamente imágenes del objeto que tiene delante, evalúa su forma y su tamaño, y activa una serie de movimientos en la extremidad.

Un número reducido de amputados ya han probado esta tecnología y ahora un equipo de la Universidad de Newcastle, Inglaterra, está trabajando con expertos de un hospital de la ciudad para ofrecer manos “con ojos” a sus pacientes.

Las prótesis de manos actuales están controladas por señales mioeléctricas, es decir, la actividad eléctrica de los músculos registrada en la superficie de la piel del muñón. Sin embargo, controlarlas exige práctica, concentración y tiempo.

El coautor de la investigación Kianoush Nazarpour, profesor de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Newcastle, expresa que “por primera vez en un siglo, hemos desarrollado una mano intuitiva que puede reaccionar sin pensar”.

Esta mano que “ve” es una solución provisional que reducirá la brecha entre los diseños actuales y el futuro. “Es económica y puede ser implementada muy pronto porque no requiere nuevas prótesis, podemos adaptar las que ya tenemos”, apuntó el experto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here