Un equipo de investigadores de Harvard y del MIT proponen una alternativa muy innovadora para personas con diabetes, se trata de un tatuaje biosensible, hecho con una tinta especializada, que cambia de color en función de los niveles de azúcar en la sangre.

La tinta conocida como DermalAbyss, puede rastrear los niveles de pH, así como las concentraciones de sodio y glucosa dentro de su torrente sanguíneo. Cuando hay demasiada glucosa la tinta se vuelve marrón; demasiado sodio y se vuelve verde; y cuando hay cambios en el nivel de pH cambia a tonos púrpuras y rosas. Aún está en fase de prueba y no se comercializa.

La tinta dinámica no está en contacto directo con el torrente sanguíneo, sino que monitorea el líquido intersticial, una sustancia que rodea a las células de los tejidos de los animales. El agua, los iones y los pequeños solutos, incluyendo sales, azúcares, ácidos grasos, aminoácidos y hormonas; están constantemente atravesando este fluido a través de las paredes de los capilares.

Hasta ahora este tinte sólo se ha probado en piel de cerdo, que es muy similar a la nuestra, pero se ha observado que de verdad funciona. De todas maneras, es necesario realizar ensayos en humanos para ver si es realmente viable y asegurarse de que no haya reacciones alérgicas o que la tinta no prospere en el tiempo.

Los investigadores dicen que el tatuaje se puede hacer con cualquier forma; igual que los tatuajes convencionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here