Luego que el presidente Nicolás Maduro, presentara una versión del éxito “Despacito” para promocionar la Constituyente que se realizará este fin de semana, Luis Fonsi y Daddy Yankee, demostraron su descontento, y condenaron la acción de Maduro.

Los artistas puertorriqueños dejaron en claro que no se les consultó, ni dio autorización para que usaran su canción para fines políticos en un país con una situación “deplorable”.
https://www.youtube.com/watch?v=4681aJp9j3Y
“En repetidas ocasiones he dicho lo mucho que me disfruto las versiones que han salido de Despacito a nivel mundial, sin embargo considero debe haber un límite. Mi música es para todos aquellos que quieran escucharla y disfrutarla, no para usarla como propaganda que intenta manipular la voluntad de un pueblo que está pidiendo a gritos su libertad”, publicó el cantante en sus redes sociales.

Por su parte, Daddy Yankee acusó a Maduro de apropiarse “ilegalmente” de la canción.

“¿Qué se puede esperar? de una persona que le ha robado tantas vidas a jóvenes soñadores y a un pueblo que lo que busca es un mejor futuro para sus hijos. Que te apropies ilegalmente de una canción (Despacito), no se compara con el crimen que cometes y has cometido en Venezuela”, dijo el popular reguetonero.

La canción del presidente cambia la letra del éxito de Luis Fonsi y Daddy Yankee, en vez de la sensual voz de Fonsi incitando a un encuentro amoroso, la canción del gobernante invita a los venezolanos a participar en las elecciones que se celebrarán el 30 de julio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here